15 dic. 2012

FUTURO DE LA INMIGRACIÓN EN ESPAÑA Y EN EUROPA


UN NUEVO ENCUENTRO DEL FORO JULIÁN GÓMEZ DEL CASTILLO ha tenido lugar en la casa de cultura y solidaridad de Dersa en el barrio del Pilar de Madrid.
Empezamos con una reflexión inicial para recordar que el foro JGC pretende ser un encuentro de diálogo para plantearnos los problemas de la sociedad desde una clave evangelizadora y de madurez laical como cristianos militantes en una Iglesia católica que nos plantea a los 50 años del Vaticano II cómo realizar dicha evangelización en el mundo actual. 
Hemos comenzado el diálogo de este encuentro con la palabra de nuestro amigo y maestro Julián cuando decía y nos planteaba la evidencia de la crisis de las instituciones que han dado sentido a la vida sociopolítica del hombre contemporáneo. La nueva sociedad necesaria implica una nueva civilización y ello exige nuevas instituciones de lucha que respondan a los problemas del hombre y la sociedad actuales. Esos  problemas afectan y les sufren sobre todo los empobrecidos de la tierra.
Uno de esos problemas que sufren los pobres de la tierra es que nos ocupa en este nuevo encuentro, la inmigración y más concretamente la inmigración en Europa. Para preparar adecuadamente este diálogo hemos invitado a nuestro amigo profesor Jesús Sánchez Barricarte al que de nuevo agradecemos su colaboración en la preparación y orientación de este tema.
El profesor Sánchez Barricarte  ha empezado planteando datos y reflexiones sobre la opinión pública en el tema de la inmigración en los países  receptores de inmigración.
A continuación ha ido señalando y exponiendo datos y realidades que desmontan los mitos  que de una forma totalmente injusta consideran a la inmigración y a los inmigrantes algo negativo para las regiones y países donde se establecen.
Solamente desde la manipulación de la sensiblería, los intereses egoístas de una visión cortoplacista de la realidad de la inmigración se puede sostener un balance negativo de la realidad de la inmigración en los países receptores. Todos los datos analizados desde una perspectiva de medio y largo plazo apuntan con mucho a que la inmigración y los inmigrantes suponen un beneficio y no una carga para las sociedades a las que emigran.
En la última  parte de su intervención, el profesor Barricarte ha planteado la relación entre el tan de moda “estado del bienestar” y la inmigración. Y es que la caída de la natalidad en Europa es tan importante que va a exigir necesariamente la aportación indispensable de los inmigrantes para poder sostener las pensiones de una población cada vez más envejecida.
Después de la aportación de nuestro amigo Barricarte ha habido un rato de diálogo entre los asistentes al que se han incorporado amigos de otras  asociaciones muy vinculados con la inmigración como los padres combonianos. También es de agradecer que se incorporen al diálogo, ponentes de otros encuentros como así ha ocurrido en los dos últimos encuentros.
La última parte del encuentro se ha presentado la campaña y las marchas solidarias de Navidad.